Vuelta de Minos a la perrera

 

 Aprovechamos el blog para iniciarlo con una triste noticia, Minos, que apareció en la calle sin saber de donde venía, cuya familia siquiera se molestó en preguntar en perrera, denunciar su desaparición... Tras tener una oportunidad de empezar de nuevo ha sido devuelto a la perrera por su (que sepamos) segunda familia.

¿El motivo?
Su gata no ha recibido bien al nuevo integrante... 

Vosotros tal vez no lo sepáis, pero... es uno de los constantes motivos de devolución de un animal, y no culpamos en absoluto a la gatita o a Minos. En muchas ocasiones no se ofrece un periodo de adaptación a los animales, las familias se impacientan, se cansan, se frustran y encuentran fácil solución en volver a dejar al peludo en el lugar del que lo sacaron.

 

Vamos a tener en cuenta con un animal en la casa que debemos hacer a la hora de adoptar otro.

 

* Nunca debemos soltar al nuevo gatito en el mismo cuarto que el viejo miembro de la familia, hacer esto puede crear una mala relación entre ambos. 

*Aísla al nuevo en un cuarto, con arenero, cunita, mantas y juguetes y cambia al menos una vez al día lo de un animal para el otro, para que así puedan acostumbrarse ambos a los olores. Hazlo durante al menos dos semanas si es posible.

*Antes de presentarlos definitivamente, es recomendable cortarles las uñas para evitar que se hagan daño en algún enfrentamiento.

* Comenzaremos a pasar horas con ambos en el mismo cuarto, pero siempre vigilados, debéis estar tranquilos, pendientes de cualquier cambio de comportamiento en ambos y listos para imponer la autoridad que nos otorga ser el animal de mayor tamaño, si os impone la situación podéis separarles mediante un cojín (nunca le deis un golpe con el cojín y nunca utilicéis un spray ya que el nuevo gato puede verlo como una agresión y tardaremos en ganarnos su confianza). El gato que ha iniciado la pelea será castigado en un cuarto durante una hora, eso le indicará que ha hecho mal.

* Debemos realizar estos pasos de acercamiento las veces que podamos, con frecuencia durante unos días, incitándoles a jugar a ambos con alguna caña con plumita por ejemplo, ofreciéndoles golosinas a ambos cuando se porten del modo adecuado.

 

¿El mayor de los consejos? PACIENCIA, TIEMPO, nadie dijo que fuera fácil, muchas protectoras solemos advertirlo durante las adopciones, es un ser vivo que debe adaptarse y no se trata de un par de días.